¿Qué no te puedes perder en Sevilla?

Lonely Planet, la reconocida guía de viajes que pone a Sevilla como uno de los mejores destinos del mundo, la reconoce como una ciudad que "envuelve y cautiva al visitante con una mezcla de belleza y sentimiento. Sus monumentos, como la imponente catedral gótica, epicentro de uno de los cascos antiguos más extensos de Europa, son la perfecta puesta en escena para una ciudad que disfruta de la calle como ninguna otra".

Su riqueza artística, su gente, su gastronomía, su clima... Todo hace que ya no tengas excusa para venir a visitar Sevilla.

¿Qué ver en Sevilla?


La Plaza de España

La Plaza de España fue proyectada por el arquitecto Aníbal González para la Exposición Iberoamericana de 1929. La plaza simboliza el abrazo de España a sus antiguos territorios americanos, y mira hacia el río Guadalquivir, como camino a seguir hacia América. Paseos en barca y puestos de barquillos ideales para un día soleado.

El Parque de María Luisa

Lo ideal es perderse por el Parque de María Luisa y disfrutar de cada rincón. Fue donado por María Luisa Fernanda de Borbón en 1914 a la ciudad. Dentro del parque podemos encontrarnos con la famosa estatua de Bécquer, financiada por los hermanos Álvarez Quintero.

El Tesoro del Carambolo

Un tesoro de gran valor, sobre todo de oro, (encontrado por casualidad a mediados del siglo pasado en Camas, un pueblo de Sevilla) demuestra un fino trabajo de orfebrería fenicia, cuyas reproducciones pueden verse en el Museo Arqueológico de Sevilla (ubicado en plaza de América, dentro del parque de María Luisa) y en el Ayuntamiento de la ciudad. El original lo custodia la caja fuerte de un banco.

Reales Alcázares

Uno de los palacios en uso más antiguos del mundo, es el monumento árabe más emblemático de la ciudad, con un interior decorado con jardines reales que son escenario de algunas de las secuencias de la última entrega de ‘Juego de Tronos’. Al margen de su oropel islámico, y de la huella barroca impresa por las distintas reformas, es un espacio actividad cultural de primer orden.

Barrio de Santa Cruz

Consecución laberíntica de callejuelas en el antiguo barrio judío, que nos llevan hasta casas señoriales, típicos zaguanes y patios y plazas, como la de Santa Cruz, donde una placa recuerda que en ese lugar están los restos del insigne pintor Bartolomé Esteban Murillo.

La Catedral

La catedral de Santa María de la Sede es de estilo gótico. Se trata de la catedral más grande del mundo en ese estilo. Se alza en el corazón del casco histórico con su impresionante fachada, imponentes pórticos y un sobrecogedor interior.

La Giralda

La majestuosa torre almohade que corona la Catedral concentra 800 años de nuestra historia. El Giraldillo es su orgullosa veleta, cuya réplica puede admirarse en la Puerta del Príncipe.

El Museo de Bellas Artes

El museo más relevante de Sevilla es también la segunda pinacoteca de España, con una valiosa colección de pintura de la escuela barroca (Zurbarán, Murillo y Valdés Leal), y exposiciones invitadas de envergadura.

Ayuntamiento, Plaza Nueva y Plaza de San Francisco

Tiendas de postín en la Plaza Nueva, donde se encuentra el Ayuntamiento plateresco, que son la antesala del despliegue comercial de las calles Tetuán y Sierpes. Aunque las franquicias se suceden a lo largo de estas vías, aún quedan comercios tradicionales capaces de hacernos vivir un hermoso regreso al pasado. A las espaldas del Ayuntamiento, se encuentra la Plaza de San Francisco, centro neurálgico de la Sevilla del XIV, donde a lo largo de los siglos fue sede de torneos, corridas de toros, mascaradas y ejecuciones públicas.

Setas de la Encarnación

Metropol Parasol de la Encarnación, obra de Jürgen Mayer, tiene seis impresionantes paraguas (parasoles) que asemejan a una gigante esponja de mar. Se trata de un punto de encuentro vital (diurno y nocturno) de la ciudad.

La Torre del Oro

La torre defensiva del siglo XIII es la vigía incansable del Guadalquivir. Típica es la estampa de turistas que lanzan su foto desde el cercano Puente de San Telmo para captar la imagen de la Torre del Oro en primer término, la Giralda a su derecha y la Torre Sevilla a su izquierda. En su interior contiene el Museo Marítimo de Sevilla.

Maestranza

Plaza de Toros y Teatro Maestranza comparten nombre y calle. Junto a la Torre del Oro, son los tres vecinos más admirados del Paseo de Colón, avenida sobre el río Guadalquivir. El interior del coso de la Maestranza aloja el Museo Taurino, con objetos, estampas y pinturas de tauromaquia.

CAAC. Isla de la Cartuja

En esta isla creada para la Exposición Universal del 92 se encuentra uno de los espacios culturales más importantes de la ciudad, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, que ocupa el antiguo Monasterio de la Cartuja.

Itálica

Se trata del conjunto arqueológico romano de la vecina ciudad de Santiponce. Son unos restos correspondientes a la primera ciudad romana de la Península, cuna de los emperadores Trajano y Adriano. Contiene calles, mosaicos sorprendentes, termas y el teatro romano descubierto a mitad del siglo XX.

Vía www.diariodesevilla.es y wikipedia.org

SOLICITA
PRESUPUESTO